MIS LÁGRIMAS.

Estándar

MIS LÁGRIMAS

 

Llorando va el marinero,

llorando en el mar.

Yo le pregunto:

«¿qué hace un marinero

llorando en la alegre mar?»

Él me responde angustiado:

«¿qué son las aguas del mar

sino lágrimas de enamorados

que distantes están?»

Ello me hizo pensar

en los llantos que por ti derramé.

Mis llantos, mis lágrimas,

que hicieron del mar lo que es.

                                                                                                          (Poema del poemario Singladuras)

MIS LÁGRIMAS(c) Antonio Portillo Casado

 

ANODINO PEÓN

Estándar

ANODINO PEÓN.

Anodino peón,

carne de bélicos estofados.

De la cruel batalla, su horizonte,

su línea primera.

Del tumulto sangriento, su centro.

En tus pies, el polvo y el horror se recrean.

Piensan tus pies en el porqué

de esta roja batalla

en la verde pradera.

La tierra, para darte sepultura,

se abre llorando.

Ella no quiere ni sus honores

ni ahora tragarte en su manto.

Ingenuo peón que la talla

das en la cruel batalla,

dentro de un soez tablero de ajedrez,

ajeno a la paz,

a tu interés ajeno.

Desde la plácida trastienda, las alimañas

de la ambición y el poder,

de banderas disfrazados,

agitan soldados y contiendas,

sus preciados metales defendiendo.

Ciudadano  Soldado, alma sencilla,

amado hijo,

padre honrado,

de la amistad amigo,

de tus semejantes amante,

no están tus enemigos en estos casilleros.

Merodean esas bestias entre el poder

y el dinero, aniquilando la fraternidad,

desgarrando el amor

en este injusto blanco y negro suelo,

donde no hay lugar para la paz,

donde huyen hasta los muertos.

¡Rompamos con amor este vil tablero!

¡Alentemos el amor fraterno!

Oh, almas nobles del mundo,

Oh, azules estrellas del firmamento.

 

ANODINO PEÓN(c) Antonio Portillo Casado

Ahora a Vuestra Merced me dirijo.

Estándar
Acaba este año las celebraciones del IV Centenario de la muerte del D. Miguel de Cervantes Saavedra, el Príncipe de los Ingenios. Pero su obra imperecedera estará presente en este mundo y en el otro u otros, pues es eterna. 
 A modo de Homenaje a Cervantes, os hago entrega de este poema singular que espero os agrade y si no, disculpen Vuestras Mercedes:

Ahora a Vuestra Merced me dirijo.

Nobles damas y caballeros,

perdonen esta licencia

Vuestras Mercedes,

pues con suma diligencia

unos versos contar quieren,

sobre aquel espíritu valiente y resistente

que en buena hora nació

en la bella Alcalá, la del Henares.

Aquel que blandió su pluma y espada

por estos alfoces, villas y lares,

por ventas, haciendas y alcores,

y por esas lejanas tierras, allende en los mares.

Aquel que presto nos legó

sus bellos poemas,

sus novelas ejemplares,

y la humana andanza

de Don Quijote y Sancho Panza.

Alonso, cabalgando sobre Rocinante

y Sancho, sobre Resistente.

Muchas de Vuestras Mercedes,

se vanaglorian orgullosamente,

de a Don Miguel de Cervantes,

saborearlo y leerlo,

mas si así fuere,

vuestras almas lo disfruten

y si no, la Literatura

grandemente os lo penalice.

Ahora a Vuestra Merced me dirijo,

si a Don Quijote y a Sancho no ha leído,

gran falta y condena su alma tiene, ¡oh infelice!,

si no lo hace antes de que su vida finalice.

A salvo estoy, que conste, que yo, sí lo hice.

 

Ahora a Vuestra Merced me dirijo(c) Antonio Portillo Casado

En su cetro de dentro.

Estándar

En su cetro de dentro.

 

¡Oh! fresca fragancia deliciosa,

el mar inquieto nos separa

mas mi corazón enamorado

de latir por ti, no cesa, no para.

Mi corazón te lleva dentro,

muy dentro y en su centro.

En su cetro de dentro.

 

Mis labios no te ven,

mis ojos no te acarician,

mis manos no te besan,

no te saborea mi alma,

bendita y salvadora agua.

 

Mi corazón late pero besos de amor

no bombea, y su mundo se tambalea.

 

Pero una fina lluvia

de dulces besos a las estrellas

y a la blanca luna entregaré,

con sabor a naranjas, coco y miel,

para que en las solitarias

y frías noches

cuando el amor imprescindible se hace,

y el hondo suspiro le complace,

los besos míos, cual fresca lluvia,

las encendidas olas de amor

de tu incendio aplaque.

 

(Poema del poemario SINGLADURAS – NOV. 2016)
En su cetro de dentro(c) Antonio Portillo Casado